Bienvenidos | Tel.: 7652 1200 y 5656 5778

MEDICINA MATERNO FETAL. Ultrasonografía obstétrica

 La evaluación con ultrasonido en las diferentes etapas del desarrollo del feto nos permite vigilar más de cerca su evolución normal para la tranquilidad de la paciente y del médico; y en el caso de detectar alteraciones estructurales o del desarrollo, planear estrategias para la atención perinatal.

El ultrasonido Obstétrico se divide en I nivel y II nivel.

I NIVEL.  Es el ultrasonido estándar básico. Donde dependiendo de la edad gestacional se realiza:

  • Primer trimestre: El número y ubicación de los sacos gestacionales que contienen el embrión, tamaño del embrión o embriones, la actividad cardíaca, el estado del útero, las trompas de Falopio y los ovarios.
  • Segundo y tercer trimestre: La edad y el tamaño del feto, el número de fetos, la ubicación de la placenta, Los latidos cardíacos del feto, El volumen de líquido amniótico, y la anatomía básica del feto.

Si en alguno de estos estudios se sospecha la existencia de algún defecto congénito, es común que se derive a la paciente para realizarle un examen más detallado llamado ultrasonido de  II Nivel que suele utilizar equipos más complejos y puede llevar de 30 minutos a varias horas.

II NIVEL: es realizado por médicos con un entrenamiento especial (Medicina Materno Fetal), con ciertas características en los equipos de ultrasonido que le confieren una mejor resolución, captación de flujos (doppler) y obtener medidas con exactitud de 0.1 mm. Permitiendo así una revisión estructural completa del bebe, esto es una búsqueda intencionada de defectos estructurales  y una búsqueda de características que nos hagan sospechar de síndrome de Down, entre otras patologías.

ULTRASONIDO DE II NIVEL. PRIMER TRIMESTRE.

Este estudio está indicado en todas las pacientes embarazadas entre las 11 y 14 semanas, con el objetivo de evaluar el desarrollo temprano del bebé y en su caso detectar alteraciones que permitan a su médico tomar una conducta oportuna con relación a la evolución del embarazo. Por otro lado permite identificar a las pacientes con mayor riesgo para realizar otro tipo de estudios (amniocentesis, biopsia de vellosidades coriales, etc) y una evaluación complementaria en el segundo trimestre.

  • Cálculo de riesgo para síndrome de Down y otras enfermedades de los cromosomas
  • Confirmación de la viabilidad fetal
  • Cálculo preciso de la edad gestacional
  • Diagnóstico precoz de anomalías mayores en el feto
  • Detección de embarazos múltiples
  • Cálculo de riesgo para preeclampsia, restricción del crecimiento intrauterino y parto pretérmino

 ultranosido_05ultranosido_06

ULTRASONIDO DE II NIVEL. ESTRUCTURAL.

Estudio indicado en las pacientes embarazadas de alto riesgo, principalmente cuando existen antecedentes de alteración estructural o enfermedades genéticas en su familia o en hijos previos, y en pacientes con alto riesgo de cromosomopatías (Síndrome de Down); sin embargo, toda paciente embarazada debe contar al menos con una revisión estructural del feto, la cual se realiza idealmente entre las 18  y 24 semanas.

  • Se realiza entre las 18 a 24 semanas de gestación
  • Cálculo de riesgo para síndrome de Down
  • Diagnóstico de defectos estructurales
  • Evaluar crecimiento fetal, volumen de líquido amniótico, placenta, etc.
  • Integración diagnóstica y planear seguimiento prenatal

ultranosido_07

ULTRASONIDO DE II NIVEL. TERCER TRIMESTRE  Y FLUJOMETRIA DOPPLER.

En pacientes que tienen alguna alteración como disminución del líquido del bebé, o crecimiento disminuido o aumentado con respecto a su edad gestacional, se realiza un estudio en el cual se realiza un cálculo del percentil del peso y se miden los flujos sanguíneos que van en el cordón umbilical, cerebro,  arterias uterinas y ducto venoso. De esta forma podemos clasificar a los fetos como pequeños para edad gestacional, fetos con restricción del crecimiento intrauterino, fetos grandes para edad gestacional o macrosómicos. Todas ellas patologías que pueden poner en riesgo al bebé.

ultranosido_01ultranosido_02

ULTRASONIDO 4D.

Se puede realizar en cualquier mes durante el embarazo, no es un ultrasonido obligatorio, este estudio se encargara de mostrar a los futuros papás más información complementaria además de la obtenida con la del ultrasonido tradicional de los primeros tres trimestres, el momento ideal para conseguir un ultrasonido 4d con detalles de calidad son entre la semana 26 y la semana 32 de gestación, así él bebé en estas semanas estará más desarrollado y habrá aumentado de peso, y las capas de los tejidos musculares seguirán aumentando, lo más hermoso de todo esto es que su apariencia es cada vez más proporcionada y van apareciendo registros de gestos y expresiones faciales, que podrá mostrar a los futuros papás esa sonrisa tan esperada por ambos, adicional a esto, entre estas semanas aumenta la cantidad de líquido amniótico, esto favorece la fluidez de la sonda del ultrasonido.

ultranosido_04ultranosido_03

ultranosido_08ultranosido_09

ESTUDIOS COMPLEMENTARIOS

La evaluación por ultrasonido del feto se complementa con la determinación de:

  • Marcadores bioquímicos en sangre materna. Estos estudios nos aportan riesgos para cromosomopatías e indirectamente nos expresan la función fetoplacentaria.
    • DUO TEST en primer trimestre
    • CUADRUPLE MARCADOR en segundo trimestre
  • Estudios invasivos: Diagnóstico de certeza de las alteraciones cromosómicas observadas.
    • BIOPSIA DE VELLOSIDADES CORIALES
    • AMNIOCENTESIS
    • CORDOCENTESIS